Retoque de fotografía impresa sobre lienzo

Queridos amigos, he decidido crear este post práctico para ayudar a todos aquellos que deciden imprimir una fotografía en lienzo  y con el paso del tiempo acaba perdiendo el color y prácticamente la imagen.

¿Qué necesitaremos?
Algunos plásticos o papeles reciclados para no manchar nada.
Pintura acrílica, por ejemplo los de la marca “Acrylic” te pueden valer. No necesitas mucha cantidad.
Pincel, de un tamaño intermedio o brocha pequeña.
Un paño suave y blanco que absorba, por ejemplo algo viejo de algodón.
Un bote de plástico para poner el agua, un bote de colacao es perfecto 🙂
Una paleta o superficie lisa e impermeable para poner los colores. Tiene que ser sólida. Una tabla de cocina de plastico por ejemplo que ya no utilicéis o un baldosín liso.

Comenzamos:

    1. Tenemos que intentar que la imagen del lienzo no se deteriore demasiado, y antes de esperar más tiempo realizar el arreglo.
       
      Retocar lienzo Impreso_inicial

      Impresión Deteriorada

       

    2. Lo primero es poner el lienzo en una superficie plana y boca arriba, ya veremos porqué. Dejar un espacio al lado para poner los colores que vas a utilizar e ir realizando el proceso. Protege el suelo o la mesa con los plásticos o los papeles.
    3.  

    4. Elije los colores que vas a utilizar, para ello mira el lienzo y mentalmente agrupa zonas de color grandes. No te preocupes por los colores que diferencian sombras, matices etc., En cada zona que hayas diferenciado fíjate en el color medio, (el que más aparece y tiene un matiz intermedio). Es probable que necesites mezclar algún color para conseguir el más cercano al original del lienzo, una solución para no tener que mezclar demasiado es conseguir una paleta de más de 6 tubos de acrílico pequeños. Los encontrarás ya seleccionados en las tiendas Además si quieres hacer algo un poco distinto al original puedes cambiar esos colores seleccionados por otros que sean más brillantes o te gusten más… el resultado puede ser sorprendente y más decorativo.
       
      Retocar lienzo Impreso_Acrílicos
    5.  

    6. Pon esos colores en la paleta separados  y moja el pincel en agua, sécalo un poco pero no le quites toda el agua. En la misma paleta con el pincel mojado (que casi gotee) coge un poquito del color(muy poquito) y lícualo con el agua del pincel sobre la paleta hasta que pierda el espesor. Empieza a pintar la zona seleccionada, mueve el pincel de izquierda a derecha con movimientos largos intentando no pasar dos  veces por el mismo sitio, es probable que gotee un poco, verás que solo se colorea un poquito como una pátina. Seca el sobrante de agua pasando el paño blanco por el lienzo. Ahora entenderéis que es mejor no poner el lienzo sobre un caballete en vertical… por el goteo que produce el pincel.
       
      Retocar lienzo Impreso licuar
    7.  

    8. Haz esta operación sin extender demasiado el mismo gesto, moja el pincel y licua el color las veces que sea necesario para evitar que pintes con demasiada densidad de acrílico y pierdas los matices que están en la imagen del lienzo. Digamos que casi estás pintando con agua coloreada 🙂
       
      Mejorando Lienzo impreso
    9.  

    10. Si te animas o tienes conocimientos en pintura puedes dar más densidad o empastar en zonas que quieras resaltar o dar más luz.
       
      Mejorando Lienzo impreso
    11.  

    12. Cuidado con los blancos, si ves que el blanco que tiene tu lienzo no ha perdido la luz, no pintes sobre él, aunque dediques más tiempo en delimitarlo, es mejor. Si has pintado sin querer deja esa parte para el final y luego con el agua limpia y el pincel limpio empasta con blanco sobre las zonas blancas que tocaste intentando no salirte de ellas.
       
      Retocar lienzo Impreso blancos
    13.  

    14. Como seca muy rápidamente verás como va cogiendo color, a partir de ahí y ya con algo de experiencia puedes poner algo de tu iniciativa 🙂
    15.  

    16. Os recomiendo que vayáis coloreando de arriba a abajo según la posición en la que estés para que no te mojes o ensucies el lienzo sin querer.
    17.  

    18. Bueno, pues ya has conseguido mejorar tu lienzo, ahora tu decides si lo barnizas o no, con respecto a esto hay varias opiniones, en mi caso no suelo barnizar sobre todo cuando hay mucho color blanco puro y o colores muy claros, porque con el tiempo el barniz tiende a amarillear aunque sea al agua. Si utilizas barniz que sea para acrílico o al agua y por supuesto transparente. Para aplicarlo hazlo de arriba a abajo y despues de un día de haberlo retocado, hazlo con una brocha intermedia y con gestos largos de izquierda a derecha. Intenta no pasar dos veces por el mismo sitio. Déjalo secar un par de días.

       
      Retocar lienzo Impreso_final

      Impresión Retocada

    Y lo más importante disfruta con el proceso, tómatelo como una divertida actividad casi infantil y verás que experimentas unos momentos geniales de concentración y de desconexión.  También te recomiendo que lo hagas con los peques de la casa, te sorprenderá que ellos consiguen pillarle el truco antes que tú 🙂

    Un consejo; en el próximo trabajo de impresión sobre lienzo que queráis hacer debéis buscar un buen proveedor o empresa de impresión, podéis hacer alguna comparativa y revisar las opiniones.

    Si os ha gustado este post, podéis compartirlo y apuntaros a la newsletter para estar informados sobre los próximos. También espero vuestros comentarios y/o peticiones para desarrollar el siguiente post. ¡Os espero!

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *